Bed Light District

Se encarga la realización de dos estancias dentro del hotel. Una zona de recepción o lobby que se articula junto a un desayunador o comedor y una zona de coctelería o bar que pueda estar en funcionamiento todo el día. 
 

La segunda estancia a generar es una junior suite, formada a partir de la unión de dos habitaciones estándar conformando una estancia mucho más grande.

Service

Interior Design & Visualisation

Client

TFM

Program

Lobby Bar + Junior Suite

Year

2019

HAB_2.jpg

El proyecto parte de la luz que emana una ciudad; de cómo podemos inspirarnos en ella para imaginar y articular un concepto completo. La urbe elegida ha sido Amsterdam, porque es una ciudad bohemia, elegante, con un ritmo suave que te acoge desde el primer momento, y mucha actividad cultural, turística y de ocio.
Y además, porque es un reto muy especial darle dos lecturas.
 

Por un lado, Amsterdam tiene una luz por excelencia: la que inunda cada noche las calles del Barrio Rojo. Pero aparte de esa, existe una dualidad muy marcada: durante el día, la presencia de los canales a lo largo de la ciudad conforma un Amsterdam reflejado, con veladuras y distorsiones, con atardeceres preciosos tras sus tejados.
Una ciudad elegante y bohemia de día, sensual y roja de noche.

 EL CONCEPTO

inspo-1.png

El Amsterdam de día es una ciudad elegante, volcada hacia sus canales, y eso conforma una
imagen muy potente; el juego de la luz con el agua nos regala reflejos de esa misma ciudad,
de sus fachadas, distorsionadas por las ondas.

Una ciudad que, si se mira a través de sus aguas, muestra una realidad diferente y fantástica: ventanas suaves, sombras imposibles, luces reflejadas y una gama cromática cálida, marcada por tonos rojos, marrones y ocres de sus ladrillos; por el azul añil de sus tejados; y por toda una gama de colores claros de las pinturas de las fachadas.

inspo-2.png

El Barrio Rojo es la seña más internacional del lado sensual de la ciudad. Tanto, que el color rojo ha quedado como referencia para indicar lo prohibido, la tentación. Juegos visuales con las cortinas, la intuición de lo que pasa detrás, las sombras y las siluetas, las luces de neón marcando jambas y dinteles, enviando mensajes con colores. Y nos vamos a adueñar de ese color, de esa intención y de ese juego.

welcome

LOBBY

El Lobby es la parte pública del hotel, la que recoge la elegancia, lo acogedor, los detalles; las zonas de comer, tomar algo y relajarse.
Zonas que invitan a la conversación, a la desconexión.

JUNIOR SUITE

La habitación representa la parte más intima de la pareja; por tanto, juega con los tonos más rojos, los lleva tanto a la iluminación como a los bastidores que conforman la decoración.

Las luces de neón reinterpretan el mensaje del Barrio rojo y lo introducen en la suite para no perder nunca esa percepción de lo sensual. Es la luz la que dicta el mensaje.

Se buscan los juegos de luz en todo momento; los reflejos suaves del microcemento, o las transparencias producidas por sucesivas capas de vidrio al ácido en la ducha y en el armario.